viernes, 2 de agosto de 2013

Instantes.

Son momentos en los que lo ves.
Unas lágrimas que se secan al ritmo de dos pulgares que se apoyan en tus mejillas. Un beso que calma cualquier duda y resuelve cualquier misterio.
No son necesarias las palabras, ya hay miradas que hablan solas.
Y solo es un instante,
pero que ya estará guardado para siempre.










































Gracias por hacerme sentir tan viva.
Para ti, que sé que te gusta.


2 comentarios:

Mi etiqueta de advertencia.

Quizá todo sería más fácil si las personas viniésemos con etiquetas de advertencia. Algo así como un aviso: Si me tocas los pies, m...