jueves, 20 de diciembre de 2012

Oc(tu)bre para mí sigue siendo la clave.

Puede que algún día eches de menos esas pequeñas cosas. Acompañar a alguien un trocito de calle al medio día, y que no te deje escapar, inventándose cualquier cosa para retenerte un minuto más. Quizá un día eches de menos que si algo te va mal, alguien esté abrazándote y ese alguien sea yo. Quizá eches de menos mis Te quiero dichos en cinco idiomas. Quizá un día eches de menos las conversaciones por Whatsapp, o que esté en ese parque viéndote jugar a fútbol. Quizá un día eches de menos mis buenas noches, o estés en clase y desees decirme cualquier gilipollez y que yo sonría.
A lo mejor eches de menos mis 'ño', porque siempre te reías de la voz que ponía. Ya no podrás cogerme la mano derecha ni proponerme que vayamos a los chinos, a hacer esas locuras que querías hacer.
Quizá un día eches de menos decir que tienes novia, y que detrás de ese novia esté mi nombre. Quizá un día eches de menos mis locuras, mi cara de incrédula. Quizá eches de menos mis palabras, mis sueños. Nuestros proyectos.
A lo mejor un día estás en tu casa y te acuerdas de cuando yo estaba sentada en esa silla escribiéndote esas palabras. Palabras que quizá ya tiraste a la basura. Quizá te quites un día el pendiente de coco que te regalé porque te hace daño y recuerdes cuando te lo puse yo. A lo mejor un día estás mirando el mar y te acuerdas de mí. A lo mejor un día echas de menos que alguien escriba tu nombre completo y te dedique palabras de amor.
A lo mejor un día te acuerdas de nuestro primer beso, o de nuestra fecha. A lo mejor un día recuerdas el sonido de mi irritable risa o recuerdas mis besos en el cuello. A lo mejor un día echas de menos que alguien te lleve a la locura. Quizá echas de menos esos días en los que me preguntabas si era feliz.


O quizá ya no me eches de menos, o quizá ya no vuelvas a hacerlo más.
Quién sabe, a lo mejor ya te has olvidado de lo nuestro.
A lo mejor ya has olvidado que Octubre es la clave...a lo mejor olvidaste que un viernes 12 cualquiera, dos adolescentes se besaron. Quizá olvidaste el miedo, la locura, las promesas, a lo mejor olvidaste esa canción, la diferencia entre tú y yo. A lo mejor lo olvidaste todo y ya nunca más vuelvas a necesitarme. 











Escribo sobre ti aquí porque sé que no recordarás la dirección, y porque sé que no lo leerás...Pero hoy te echo de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...