lunes, 1 de febrero de 2016

Intento explicarte lo que siento y no me sale decir tan bajito lo que mi pecho grita.
que incluso sin conocerte tanto sentiría conocerte como nunca a nadie,
que me tiembla el pecho cuando pronuncias mi nombre y se me olvidan las señales
malas, de peligro, de stop que otros dejaron al marcharse.
Que se me olvidaron las advertencias sobre el amor cuando de bailar pegada a tu culo se trataba
que soy mía pero soy más tuya que de nadie.
Que le has dado la vuelta a la suerte
y ya no me importa que no me toque la lotería
no quiero ni un céntimo que no pueda gastarme a tu lado.

Y eso entiendo por amor
eso entiendo por sentir
eso es lo que siento.
Me lo has preguntado y aquí tienes la respuesta:
Estoy jodida y afortunadamente enamorada de ti
y acabo de mandar a la mierda a todo orgullo que pretendiera cruzarse
en nuestras vidas.

Acabo de desnudarme delante de tu vida, que me mira afilada y de frente
y no me asusta que puedas romperme,
me asusta que no quiera marcharme nunca
por si un día eres tú el que se va.




Gracias por dejar en el hueco la paz de todas las guerras que perdí.
Me he creído siempre débil menos cuando me demuestras que mi fortaleza no está en lo que luché sino en lo que perdí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

abrumador

Quizá pueda sonar raro, pero cuanto más cerca estoy de ser aquello que he deseado ser desde que mi uso de razón se coló en esta habitaci...