viernes, 6 de noviembre de 2015

Las dos personas que me criaron cada vez están más lejos.
¿Cómo voy a creer en el amor si no creen ellos?
Cómo duele esperar lo inevitable.
Ver cómo se rompen las piezas
Ver cómo se mueren en silencio, sin poder hacer nada.
Me ato y lloro en esta cama.
Sólo sé pensar, y pienso en cuánto más va a destrozarse la familia. En cómo de rota voy a quedarme después.

Sólo pienso en que no quiero cometer los mismos errores que ellos.
Necesito irme lejos
lejos de lo que llamé hogar
y hoy parece más una cárcel.

Miro incrédula sus fotos.
Parecían tan felices.
Me muero y nadie lo ve
voy a dejar de estar donde estaba
voy a condenar mi verdad
y decirle al corazón que aprenda a no amar, por si cometiera el mismo error.
Por si pesaran todas las mentiras.
Hoy no sé ni por qué escribo
pero me deshago
me rompo
me mojo
me voy.

Y nadie lo echará de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Qué difícil.

Me pongo el cinturón de seguridad por si acelero y me da por tropezar. O por si hablo de más, por si te asusto, por si sales corriendo,...